junio 06, 2020

El maravilloso Libro de Dios

13. ¡CONOCE LAS ESCRITURAS!
·      Base bíblica: Hechos 17
·      Verdad central: Conocer el contenido de la Biblia nos ayuda a estar firmes y defender nuestra Fe.
·      Objetivos:
- Aprender que Pablo conocía las Escrituras, por eso, pudo defender su Fe.
-       Valorar la importancia del estudio de la Palabra.
-       Motivarse a conocer y aprender de la Palabra.

Presentación del estudio:
La Biblia nos cuenta de un hombre llamado Pablo, un siervo de Dios que expuso su vida para llevar el mensaje de Jesús a todas las personas. Ese hombre viajaba a distintos lugares para anunciar a otros el evangelio, pues su mayor anhelo era que todos conocieran, pues su mayor anhelo era que todos conocieran al que había cambiado su vida. Desde que Pablo tuvo un encuentro con Jesús su prioridad fue predicar a todos las Buenas Nuevas del evangelio. Es por esto que iba a distintas ciudades y no descansaba hasta establecer una iglesia donde se predicara acerca del Señor. En muchas ocasiones atravesó desiertos, sufrió naufragios en el mar, asaltos de bandidos en los caminos, latigazos de soldados; todo eso sucedió porque quería contarle a la gente que: Jesús era el Hijo de Dios, que murió en la cruz del Calvario y que al tercer día resucitó. Y para ser salvos debían arrepentirse de sus pecados y aceptar a Jesucristo como su Salvador y Señor. Todo eso sucedió porque quería contarle a la gente que Jesús era el Hijo de Dios y el único que puede perdonar nuestros pecados.
Muchos de los que lo escucharon, aceptaron el mensaje y se hicieron seguidores de Jesús, pero algunos de los que no creían, ¡Eran los mismos que se hacían llamar Hijos de Dios! A esos, Pablo les presentó pruebas para que se convencieran que sus palabras eran ciertas. 
Como él conocía el contenido de la Biblia, les refutaba y les demostraba leyendo las Escrituras que lo que enseñaba era verdadero.
Tan convencido estaba Pablo de que solo Jesucristo cambiaba la vida de las personas y les daba vida eterna que le predicó este mensaje a las autoridades importantes de su país. El testimonio de Pablo era sustentado con lo que decían las Escrituras, pero también con su vida, Jesús lo había transformado y los que lo conocían sabían que tenía un corazón que agradaba a Dios.

Aplicación:
Aunque Pablo tuvo oposición, logró enseñar la Palabra de Dios y muchos se convencieron de la verdad y aceptaron a Jesús como su Salvador. Él pudo hacerlo porque conocía las escrituras, se había preparado y esto le permitió presentar el evangelio a personas importantes. Si él hubiera sido un ignorante no hubiera podido llegar a estas personas, o su fe habría decaído.
Es importante conocer la Palabra de Dios y memorizarla porque ella renueva nuestra mente, nos ayuda a vivir en obediencia, animar a otros, a evangelizar y defender nuestra Fe.

Versículo para memorizar:
“ESCUDRIÑAR LAS ESCRITURAS; PORQUE A VOSOTROS OS PARECE
QUE EN ELLAS TENÉIS LA VIDA ETERNA; Y ELLAS SON LAS QUE DAN TESTIMONIO DE MI”
Juan 5:39
Canción sugerida:
https://www.youtube.com/watch?v=OxROduKZjyA SI TUVIERAS FE COMO UN GRANITO DE MOSTAZ
Actividades sugeridas:
1.    Haz unos marcadores de libros con versículos de la Biblia y reparte a quien desees que conozca a Jesús.






junio 04, 2020

El maravilloso Libro de Dios

12. ¡LIBERADOS DE LA PRISIÓN!
Base bíblica: Hechos 4:17; 5:12-39Verdad central: La Biblia nos anima a hablar de Jesús
Objetivos:
-  Saber que los discípulos fueron perseguidos por enseñar la Palabra de Dios.
-  Creer que la Biblia nos anima a hablar a otros de Jesús.
-  Testificar de Jesús a otros.

Presentación del estudio
Los discípulos sabían que Jesús era su Salvador y Señor, por eso, después que subió los cielos ellos debían continuar con la obra que él había comenzado. Así que, con la ayuda del Espíritu Santo comenzaron a predicar y a enseñar en Jerusalén, en Judea, y luego fueron a regiones más lejanas. Cuando los discípulos les agradan las personas de Jesús, los escuchaban y admiraban por los milagros que hacían por el poder del Espíritu Santo. Cómo el grupo de seguidores de Jesús aumentaba cada día por la labor que hacían los discípulos, los sacerdotes y principales religiosos se enojaron y los mandaron a encarcelar para que no siguieran predicando de Jesús ¡Ellos no querían que el mensaje de las Buenas Nuevas se diera a conocer!
Esa noche mientras el grupo de discípulos estaba en la prisión sucedió algo muy especial, un ángel se presentó, abrió la celda y les ordenó que volvieran al templo a continuar enseñando. Temprano en la mañana, los apóstoles fueron a cumplir con el mandato del ángel y al darse cuenta los sacerdotes del milagro, y de que ellos seguían predicando, se enfurecieron aún más. Entonces, ordenaron que fueran llevados nuevamente ante el tribunal. ¡Merecen la muerte! decían los sacerdotes. El delito que habían cometido era hablar del reino de Dios a la gente. Las autoridades romanas les dijeron: -“les mandamos que no hablaran en el nombre de Jesús, ¿por qué han desobedecido?” Pedro y los otros apóstoles dijeron: -Es necesario obedecer a Dios antes que a los hombres.
Y comenzaron a contar paso a paso cómo Jesús, el hijo de Dios, después de haber muerto en la cruz, el Padre Celestial lo había resucitado. Ellos al oírlos, se enojaban más y más y querían matarlos. Pero un hombre llamado Gamaliel, ordenó que los sacaran por un momento y hablándole al concilio dijo: -“Déjenlos, porque si lo que están haciendo es cosa de hombres, se va a terminar pronto, pero si es de Dios, no los podrán destruir”. Entonces, decidieron dejarlos en libertad, no sin antes azotarlos y les insistieron que dejaran de hablar en el nombre de Jesús. Al salir, ellos continuaron gozosos enseñando a la gente el poderoso mensaje de la Palabra de Dios.
Aplicación:
El libro de los Hechos enseña acerca de la vida de los apóstoles y lo que sufrieron para predicar el mensaje del Señor. Lee la biblia para que conozcas la historia de estos hombres y todo lo que hicieron para que otros conocieran de Jesús, incluso tú y yo. La vida y la disposición de ellos, Debe servirnos de inspiración para que prediques acerca del amor de Dios. Cuándo la leas el Espíritu Santo inspirar a tu vida para que hables con poder acerca de tu Salvador.
Versículo para memorizar:
“Y TODOS LOS DÍAS, EN EL TEMPLO Y POR LAS CASAS, NO CESABAN DE ENSEÑAR Y PREDICAR A JESUCRISTO”
Hechos 5:42

Canción sugerida:
https://www.youtube.com/watch?v=PzbDOKlGaDE  DOCE DISCIPULOS DE JESÚS


El maravilloso Libro de Dios

11. UN LIBRO QUE NOS INVITA A ALABAR A DIOS.
·       Base bíblica: Salmo 107, 150
·       Verdad central: Los salmos nos enseñan a alabar a Dios.
·       Objetivos:
-  Conocer la importancia del libro de los Salmos.
-  Enumerar algunos salmos conocidos.
-  Alabar a Dios usando el Libro de los Salmos.

La Biblia nos enseña la forma de alabar a Dios y nos dice que debemos hacerlo en todo tiempo (Salmo 34:1) Fuimos creados para alabanza de su gloria (Isaías 43:21) la alabanza viene de un corazón agradecido y lleno de amor de Dios. En los 150 capítulos que componen el Libro de los Salmos, encontramos muchas razones para expresar la alabanza y agradecimiento a Dios. La alabanza es el medio por el cual se reconoce que Él es el único y verdadero y se merece “adoración suprema”. En los aproximadamente 262 pasajes del Antiguo Testamento un total de 93 son extraídos del Libro de los Salmos.

Presentación del estudio
Los Salmos son textos que pertenecen a la Biblia y fueron escritos hace miles de años. La gran mayoría están descritos en forma de poesías, hermosas oraciones y alabanzas al Señor. Los 150 salmos que contiene este libro declaran una variedad de emociones, como desesperanza, tristeza, alegría y amor, que casi siempre terminan en palabras de agradecimiento y exaltación al Señor, por eso, muchos de ello serán usados por los judíos como libro de cantos en el templo.
Ese Libro es muy especial, podemos usar su contenido para orar al Señor en cualquier situación: peligro, miedo, dolor, preocupación, pero también para adorarle, agradecerle por sus bendiciones, exaltarlo cuando estamos alegres... A la gran mayoría de las personas les gusta leeros porque son sencillos y prácticos y describen imágenes que nos ayudan a entender la ausencia de Dios, por ejemplo, que Él es el pastor y nosotros somos las ovejas de su rebaño, o que es como un castillo que nos protege.... ¿pueden ayudarme a decir otros ejemplos?.
Aunque todos los Salmos son hermosos y tienen muchas enseñanzas, mencionaremos algunos de los más conocidos y que más gustan a las personas. Sin duda alguna el 23 es muy especial. ¿Cuántos pueden recitar algún fragmento de este salmo?. Abramos la biblia y leámoslo. ¿De qué habla este salmo? Describe la relación de un pastor con sus ovejas y la compara con Dios y su rebaño (la iglesia). EL 91, usa varios símbolos como el castillo, el cuidado de las aves a sus polluelos.... Para que veamos a Dios como nuestro protector. El 33, es un salmo de alabanza, que nos motiva a regocijarnos en el Señor y a respetalo. El 15, lo escribió David, rey de Israel, y habla sobre el tipo de creyente que entrará al tabernáculo de Dios o a su presencia, los que son honrados, dicen la verdad y no mientes o hacen cosas malas. También expresa la idea de que Dios honrará a los creyentes que le temen. El Salmo 139, nos enseña que Dios es omnipresente y omnisciente, que está en todas partes, que todo lo sabe y lo ve. El 150, es un canto de alabanza y adoración, nos dice como debemos alabar: con alegría y gozo, pero también donde debemos hacerlo: en su santuario no se refiere exactamente al templo, si no cualquier lugar que escojamos para hacerlo.
Aplicación:
Los Salmos son un modelo de cómo alabar a Dios. David y muchos otros escritores nos enseñan la importancia de la auténtica adoración la cual no solo se limita a lo que decimos y expresamos con nuestros labios, sino básicamente a nuestro comportamiento. Un verdadero adorar vive y actúa para agradar al Señor, sino obedecemos a Dios no lo estamos adorando. Cada día podemos leer un salmo y expresárselo a Dios en forma de alabanza y adoración.

Versículo para memorizar:
“BENDICE, ALMA MÍA, A JEHOVÁ,
Y BENDIGA TODO MI SER SU SANTO NOMBRE ” 
SALMO 103:1

Canción sugerida:
https://www.youtube.com/watch?v=__v8ySbj6q0&t=3s LA BIBLIA DICE LA VERDAD DE DIOS

Actividades sugeridas:

Poesía coreada:
Pueden leer en forma antifonal el Salmo 136. Uno lee una parte del salmo y los
demás en coro pueden contestar “porque para siempre es su misericordia” Ejemplo (papá o mamá lee) Alabad a Jehová porque Él es bueno.
Los demás contestan en coro Porque para siempre es su misericordia. Y así sucesivamente...

OTRAS ACTIVIDADES QUE PUEDES REALIZAR SON:





El maravilloso Libro de Dios

10. SALOMÓN JUZGA CON SABIDURÍA.
·  Base bíblica:1 Reyes 3:11,16-28; Proverbios 3:1-8
·  Verdad central: La Biblia es fuente de Sabiduría.
·  Objetivos:
-  Saber que Dios quiere que sus hijos adquieran sabiduría. 
-  Reconocer que si leen la biblia pueden ser sabios.
-  Buscar la sabiduría que hay en la palabra de Dios.


Presentación del estudio

Salomón asumió el liderazgo de Israel siendo un joven (es posible que tuviera unos 20 años). Como sabía que necesitaba la sabiduría, para dirigir a la nación, pidió a Dios que se la otorgara. Dios le hablo en sueños y le dio lo que le pidió. Pero también, condicionado a la obediencia, le dio riquezas, honores y una larga vida. Dirigió sabiamente a Israel y dice la biblia que no hubo antes ni después un rey como Salomón. Su sabiduría se ve reflejada en los proverbios, en el capítulo 3 por ejemplo se ofrece una serie de consejos hablando de padre a hijo. Salomón insta a obedecer las directrices divinas para el diario vivir. Una de las recompensas de guardar los mandamientos del Señor es largura de días y paz. Los términos “misericordia” y “verdad” del verso 3, hablan de la fidelidad de Dios a sus promesas. El judaísmo aplicaba los términos “átalas” y “escríbelas” en forma literal. En la cabeza y en las manos se usaban las filacterias (amuleto), que contenían porciones de las escrituras. El proverbista dice: no seas sabio en tu propia prudencia. “Buscar sabiduría”, en los tiempos de Salomón y para el pueblo de Dios, equivalía a “buscar el conocimiento de Dios”. De principio a fin Proverbios trata con los asuntos prácticos del individuo que conoce a Dios y le enseña al creyente a vivir sabiamente.
El joven Salomón, el nuevo rey de Israel, debía dirigir a una nación grande pero no sabía cómo hacerlo. Él no se quería equivocar ¡Cometer errores como rey seria terrible! Y como no quería ofender a Dios; le pidió que le diera sabiduría. El Señor se agradó de su petición y se la concedió. Salomón comenzó a reinar y la sabiduría que dios le dio le ayudó para que fuera un excelente monarca. De todas partes

venían reyes y gobernantes para que les ayudará a tomar decisiones importantes. También lo buscaban personas de su pueblo para que les ayudara en sus problemas. Una de las historias más recordadas por la sabiduría que este rey mostró fue cuando dos mujeres llegaron ante él para pedirle justicia.
El caso fue que una de las mujeres le dijo: “Hace unos días di a luz un bebé, y tres días después esta mujer tuvo el de ella, pero sucedió que su niño murió porque se acostó sobre él. Pero mientras yo dormía, ella colocó a su niño muerto junto a mí y se llevó el mío” La otra mujer interrumpió diciendo: - “¡No el niño vivo es el mío, el tuyo es el muerto!” las mujeres siguieron discutiendo y alegando que el bebé vivo les pertenecía. Salomón observaba la escena y pensaba “¿de quién será realmente el niño?” Entonces supo lo que tenía que hacer y dijo: - “¡Guardias traigan una espada!”. Cuando trajeron la espada el rey ordenó: - “Corten al niño por la mitad y den una parte a cada mujer”. La verdadera madre del niño con un grito desgarrador exclamó – “No, por favor no lo maten! Prefiero que se lo den a ella, pero que mi hijo viva ¡Por favor déjelo que viva”. Mientras la otra mujer decía – “Ni para ti, ni para mí, que lo partan”. El rey supo quién hablaba la verdad y dijo: - Entreguen el niño a la verdadera madre. La mamá del bebé fue la que estuvo dispuesta entregarlo para salvarle la vida.
En todo lugar se supo de ese juicio, y comentaron de la gran sabiduría que tenía el rey. Dios le dio sabiduría a Salomón y le enseñó cómo usarla para provecho y beneficio de su pueblo. Esa sabiduría no sólo era para los tiempos del rey; también ha sido transmitida a nosotros por medio de su Palabra. El Señor guió a Salomón para que escribiera muchos consejos sabios los cuáles están en la Biblia, específicamente, en el libro de Proverbios. Este libro nos da una serie de consejos que si los leemos y ponemos en práctica nos ayudan a vivir en paz y armonía con Dios y los demás, pero sobretodo temer o respetar al Señor.
Aplicación:
Salomón pidió sabiduría para hacer las decisiones correctas y gobernar a una nación, nosotros la necesitamos para manejar adecuadamente nuestras vidas. Dios quiere que seamos sabios y la única fuente de sabiduría es la biblia. Si estudias su palabra conocerás más de Dios y al conocerlo aprenderás a tomar decisiones correctas y a agradarle en todo. La sabiduría es muy valiosa, más valiosa que todo lo material pues con ella se puede obrar correctamente. Pidamos a Dios sabiduría sobre todas las cosas materiales: “amado Señor, gracias porque tengo tu palabra que me hace sabio. Ayúdame a aprenderla y retenerla en mi mente y mi corazón.”

Versículo para memorizar:
“Y TEMIERON AL REY, PORQUE VIERON QUE HABÍA EN ÉL SABIDURÍA DE DIOS PARA JUZGAR”
1 Reyes 3:28
Canción sugerida:
https://www.youtube.com/watch?v=7QaLnMKQKVM SALOMÓN, REY MUY SABIO. https://www.youtube.com/watch?v=wJDvs0_atew CANCIÓN “CON SABIDURÍA”
https://www.youtube.com/watch?v=B2CFz_JYmkM VIDEO “LA SABIDURÍA DE SALOMÓN”

Actividades sugeridas:
1. Escoge uno de los proverbios y escríbelo o aprende de memoria, y luego se lo recitas o lees a tu familia.
1.    “Oye, hijo mío, la instrucción de tu padre, Y no desprecies la dirección de tu madre” (1:8).
2.    “Si los pecadores te quisieren engañar, No consientas” (1:10).
3.    “Fíate de Jehová de todo tu corazón, Y no te apoyes en tu propia prudencia. Reconócelo en todos tus caminos, Y él enderezará tus veredas” (3:5–6).
4.    “Bienaventurado el hombre que halla la sabiduría, Y que obtiene la inteligencia” (3:13).
5.    “Los labios mentirosos son abominación a Jehová; Pero los que hacen verdad son su contentamiento” (12:22).
6.    “La blanda respuesta quita la ira” (15:1).
7.    “El corazón alegre hermosea el rostro” (15:13).
8.    “Jehová está lejos de los impíos; Pero él oye la oración de los justos” (15:29)
      9. “Mejor es adquirir sabiduría que oro preciado” (16:16).
10. “Antes del quebrantamiento es la soberbia, Y antes de la caída la altivez de espíritu” (16:18).
11. “Panal de miel son los dichos suaves; Suavidad al alma y medicina para los huesos” (16:24).
12. “Mejor es el que tarda en airarse que el fuerte” (16:32).
13. “En todo tiempo ama el amigo” (17:17).
14. “El corazón alegre constituye buen remedio” (17:22).
15. “El vino es escarnecedor, la sidra alborotadora, Y cualquiera que por ellos yerra no es sabio” (20:1).
16. “Aun el muchacho es conocido por sus hechos, Si su conducta fuere limpia y recta (20:11).
17. “Cuál es su pensamiento en su corazón, tal es él” (23:7).
18. “No digas: Como me hizo, así le haré” (24:29).
19. “El hombre de verdad tendrá muchas bendiciones” (28:20).
20. “El que confía en Jehová, será exaltado” (29:25).



El maravilloso Libro de Dios


9. ESCUCHARON Y FUERON TRANSFORMADOS
·       Base bíblica: Nehemías 8:1-12
·       Verdad central: Cuando leemos la Biblia conocemos lo que
debemos cambiar para agradar a Dios
·       Objetivos:-Narrar los hechos sobresalientes de la lección.
- Aceptar que la biblia revela lo oculto del corazón. -Comprometerse a leer diariamente la biblia.

Presentación del estudio
Imagínense que, a ustedes, a su familia, amigos y demás vecinos les exigen que abandonen sus casas y el barrio donde han crecido y les obligan vivir entre gente desconocida ¿Cómo se sentirían? Pero pasan los años y repentinamente las leyes cambian y les anuncian que pueden regresar a sus casas. ¿Qué harían?, ¿Cómo planearían su regreso?, ¿Harían pancartas, usarían camisetas, gorras, banderas para portarlos el día de su llegada y así anunciar con triunfo la entrada a su antigua comunidad?
... “Que sentirían si al llegar al barrio, se dan cuenta que la casa ya no existe y que el lugar está destruido”.
Algo similar les ocurrió a los israelitas, durante casi setenta años estuvieron cautivos en una ciudad llamada Babilonia. Pero Dios cambió el corazón del rey para que autorizara el regreso de todos los israelitas a su tierra. Lo triste fue que al llegar encontraron la ciudad devastada, entonces, tuvieron que reconstruirla; pero había algo más importante que Dios quería restaurar.
El grupo de israelitas, que regresaba a Jerusalén, estaba ansioso porque no sabía en qué estado encontraría su tierra. Probablemente pensaban: -¿Existirá mi casa? ¿Dónde viviremos? ¿De qué nos sostendremos? – Pero Dios había prometido que los cuidaría y una prueba de eso era que les había permitido regresar a la ciudad. ¡Pero faltaba algo muy importante! ¿Qué había sucedido con el Libro de la Ley de Dios? ¡Ya nadie se acordaba del Libro Sagrado! ¡Por eso, les había ido tan mal! La ciudad estaba destruida y el Señor quería que reconstruyeran sus casas, pero también que su Palabra estuviera otra vez en sus corazones. Entonces, Nehemías llamó al pueblo para que escucharan la lectura del Libro de la Ley. Cuando llegaron a la plaza, ya todo el pueblo estaba reunido.
Todos querían estar cerca de la gran plataforma que habían construido especialmente para este evento. El propósito de esta reunión era escuchar un mensaje importante. ¿Cuál sería el mensaje? Cuando el escriba Esdras entró con un rollo en sus manos se hizo silencio. Entonces, abrió el rollo de la ley y, a su señal el pueblo se puso en pie y estuvo atento para escuchar. Esdras leía y los sacerdotes explicaban el significado de las palabras. Habían comenzado en la mañana y era el mediodía; sin embargo, el pueblo estuvo atento a la Palabra de Dios sin cansarse o aburrirse. Cuando entendieron y reflexionaron acerca de las palabras que estaban escuchando, lloraron y alabaron al Señor de rodillas. ¿Qué les pasaba? Las palabras que escuchaban llegaban al corazón de ellos y entendían que su comportamiento no había sido acorde a lo que el Libro de Dios decía. ¡Sintieron que habían pecado y defraudado al señor y se arrepintieron!
Cuando Nehemías, Esdras y los sacerdotes, vieron la reacción del pueblo al escuchar las palabras del Libro de Dios lo animaron diciendo: “Vayan y coman grosuras, y bebed vino dulce, y enviad porciones a los que no tienen nada preparado; porque día santo es a nuestro Señor; no os entristezcáis, porque el gozo de Jehová es vuestra fuerza” Estas palabras los llenaron de regocijo y alegría, todos volvieron a sus casas a comer, a beber, a compartir comida con sus vecinos y a gozar de la alegría que les produjo haber escuchado y entendido la Palabra del Señor.
Aplicación:
En los tiempos antiguos no existían imprentas, la gente no tenía la facilidad de leer las escrituras, porque sólo los sacerdotes tenían acceso a ellas. Pero ahora tú tienes una Biblia y puedes leerla todos los días y no sólo eso, sino meditarla y obedecerla. Cuando leemos la Biblia nos enteramos cómo está nuestra vida y qué debemos cambiar, porque es una guía que nos enseña cómo actuar. El estudio diario y diligente de la Biblia te ayudará a recordar sus mandamientos. Si no la lees, no sabrás como quiere Dios que te comportes.

Versículo para memorizar:
“ANTE BIENAVENTURADOS LOS QUE OYEN LA PALABRA DE DIOS, Y LA GUARDAN” Lucas 11:28

Actividades sugeridas:
1.    Realicen con cartulinas o papeles entretenidos una hermosa Biblia, para que recuerden que ahí se encuentran los mandamientos que dirigen nuestra vida como Dios quiere que lo hagamos. También hay cánticos de alabanzas en el Libro de los Salmos y muchas promesas para todos los que aman a Dios.

2. Lee estos textos bíblicos y comenta en casa que dice acerca de lo que debemos cambiar o quitar de nuestras vidas: 






El maravilloso Libro de Dios


8. OBEDÉCELA Y TRIUNFARÁS
·      Base bíblica: Deuteronomio 4:2, Josué 1:8, Romanos 15: 4; 2 Timoteo 3:14-17
·      Verdad central: La obediencia a la Palabra de Dios nos hace triunfar.
·      Objetivos:
-       Explicar las consecuencias de no dejarse guiar por la palabra de Dios.
-       Valorar la importancia de obedecer la Palabra de Dios.
-       Decidir obedecer la Palabra de Dios

Presentación del estudio
En la clase pasada aprendimos que Dios le entregó a Moisés diez mandamientos escritos en tablas de piedras para que el pueblo de Israel lo pusiera en práctica. Y como el pueblo debía conocer su contenido. Todos estaban atentos a las instrucciones que les daba su líder. El pueblo supo que Dios deseaba que conocieran su mensaje, lo entendieran y lo más importante que lo obedecieran. El libro de Dios no es para tenerlo de adorno o para llevarlo a la iglesia solamente, se debe conocer y practicarlo. El pueblo supo que Dios deseaba que su mensaje fuera escuchado, pero también quería que lo obedecieran.
Después que Moisés murió Dios nombró líder del pueblo al gran guerrero Josué y le dijo que estaría con él como lo estuvo con su antecesor. Sólo tenía que obedecer. Josué supo que el secreto para ser un triunfador era tener siempre en su corazón el libro de la ley, meditar en el de día y de noche y hacer todo conforme a lo que en el esta escrito. Josué descubrió ese gran secreto y llego a ser un gran conquistador. Años después el apóstol Pablo escribió una carta a los romanos. En la carta les dijo que todo lo que estaba en las escrituras era para que aprendieran a vivir como a Dios le agradaba y que conocieran cual era su plan para ellos. Les dijo que por la palabra
escrita de Dios ellos tendrían esperanza. De manera que, al leer y obedecer las escrituras recibimos fortaleza y ánimo.
Por esta razón también le dijo al joven Timoteo: “Debes mantenerte firme en lo que has aprendido, pues tú has sabido las escrituras desde que eras un niño; nunca te apartes de su enseñanza, pues toda la escritura es inspirada por Dios, útil para enseñar y para que aprendas a hacer las cosas correctamente” Estos y otros grandes hombres de la Biblia descubrieron que el secreto para ser un vencedor era seguir las enseñanzas de la Palabra de Dios. Al obedecer las Sagradas escrituras, entonces, todas las personas llegaran a ser como Dios quiere y estarán preparados para hacer las cosas que él les mande; que importante es la Palabra de Dios.

Aplicación:
En la Biblia encontramos maravillosas historias de hombres y mujeres que conocieron el secreto del éxito y lo pusieron en práctica. Para aprender lo que Dios quiere y tiene para nosotros debemos estudiarla y aplicarla a nuestra vida.
Cada vez que obedecemos la Palabra de Dios construimos nuestro carácter que poco a poco nos convierte en mejores personas. Con pequeños actos de obediencia nos acercamos más a lo que Dios quiere de nosotros.

Versículo para memorizar:
“DESDE LA NIÑEZ HAS SABIDO LAS SAGRADAS ESCRITURAS,
LAS CUALES TE PUEDEN HACER SABIO”
2 Timoteo 3:15

Canción sugerida:
https://youtu.be/NVlnjgDFFDg LA BIBLIA MI LIBRO ESPECIAL

Actividades sugeridas:
1.    Puedes comenzar a estudiar la Palabra de Dios junto a tu familia comenzando a leer y estudiar un libro que este en ella y que más les guste!!

2.    Colorea esta escena: