abril 26, 2014

LA EDUCACION CRISTIANA

“La iglesia tiene que enseñar o se muere,” es un adagio muy viejo que nos recuerda que la fe Cristiana si no se enseña se extingue. En el ministerio de la educación, la iglesia enseña a esta generación los entendimientos, tradiciones, y estilos de vida de la comunidad Cristiana. Al mismo tiempo que las demandas del evangelio son personales, el mensaje del evangelio cristiano es para todos aquellos y aquellas que viven aquí y ahora.
La educación cristiana es esencial en el desarrollo de cada persona, en el entendimiento y conocimiento de lo que significa vivir como cristianos o cristianas en el mundo de hoy. La educación cristiana tiene la responsabilidad única de hacer que los creyentes conozcan la fe que profesan y que respondan a esa fe de una forma deliberada como pueblo de Dios, en un discipulado que hace decisiones y acciones a la luz de lo que creen.  
 La tarea más grande de la educación cristiana es equipar las personas para enfrentar la misión de la iglesia en nuestro mundo. Esta misión está dirigida hacia las personas. Consiste primordialmente en testificar a la gente y comunicar la fe de tal manera que capacite a las personas, tanto dentro como fuera de la iglesia, a escuchar y responder a la palabra y los hechos de Dios en la vida común en este mundo.  

La responsabilidad de la iglesia es:
a) Dar el mejor testimonio posible tanto de lo que Dios ha hecho como lo que Dios está haciendo en el mundo.
b) Actuar como agentes de Dios en el trabajo por el amor, la justicia, y la reconciliación entre todas las personas.   

No hay comentarios:

Publicar un comentario